El cannabis: el nuevo ingrediente de las bebidas alcohólicas

El uso recreativo de la marihuana es aún prohibido por la ley federal de Estados Unidos, pero nueve de sus estados lo han legalizado. Otros han suavizado su prohibición en los últimos años. Como resultado, se han creado nuevos métodos de consumo, entre ellos las bebidas.

Siguiendo los pasos de Uruguay, Canadá se convertirá el miércoles en el segundo país del mundo en legalizar la marihuana recreativa. | Fuente: AFP

El consumo del cannabis es aún prohibido en Estados Unidos, sin embargo, en nueve estados es legal su uso recreativo mientras otros han suavizado su prohibición en los últimos años. Siguiendo los pasos de Uruguay, Canadá se convertirá este miércoles en el segundo país del mundo en legalizar la marihuana recreativa. 

Como resultado, están proliferando nuevos métodos de consumo: comestibles en forma de dulces, productos horneados y helados, así como vaporizadores y ungüentos. Los principales productores de alcohol del mundo ya no pueden ignorar el fenómeno alrededor de la marihuana, con consumidores jóvenes cada vez más tendientes a cambiar la cerveza y los tragos por bebidas que contengan cannabis. 

Las ventas de marihuana legal y productos relacionados deberían alcanzar los 200 mil millones de dólares en 15 años y el mercado se está abriendo mucho más rápido de lo que se pensaba.  

De acuerdo a Bloomerg, Diageo, el mayor productor de licores del mundo, que incluye el vodka Smirnoff y el whisky Johnny Walker, está en conversaciones con productores canadienses. El productor de cerveza Molson Coors también anunció un emprendimiento conjunto con The Hydropothecary Corporation de Canadá. 

Mismo efecto, pero sin resaca

Keith Villa, maestro cervecero de Colorado, planea comercializar una cerveza sin alcohol que contenga THC, el ingrediente psicoactivo de la marihuana. "Como pasa con una cerveza normal, provoca un mareo similar al del alcohol", señaló. "Pero a la mañana siguiente no deberías tener una resaca". 

Si bien es posible mezclar alcohol y cannabis, él no quiere tomar ese camino. Hacerlo es ilegal y ambas sustancias pueden agravar los efectos de la otra, explicó. A mediados de año en California, la cervecera Lagunitas, propiedad de la holandesa Heineken, comenzó a comercializar Hi-Fi Hops, una mezcla sin alcohol que hace que los bebedores se sientan drogados. 

Además, se ha informado que Coca-Cola está discutiendo la producción de bebidas con cannabis con la canadiense Aurora Cannabis. Y aunque PepsiCo dijo este mes que no tenía planes de desarrollar una bebida similar, el director de finanzas, Hugh Johnston, le dijo a CNBC que la compañía todavía "lo mirará de manera crítica". 

AFP

¿Qué opinas?