Foto: Efe
El portavoz presidencial, Jacek Sasin, informó de que el entierro del presidente polaco, Lech Kaczynski, y su esposa, Maria, tendrá lugar el próximo domingo en Cracovia aunque los problemas en el tráfico aéreo impidan finalmente la asistencia de los líderes mundiales.

"La familia del matrimonio Kaczynski no quiere cambiar la fecha del entierro", explicó Sasin, quien anteriormente ya había anunciado que no habría cambios en el "guión" previsto para el funeral del jefe del Estado polaco en el Castillo de Wawel.

Mientras, los principales aeropuertos de Polonia, incluyendo el de Balice en Cracovia, permanecen cerrados al tráfico aéreo debido a las cenizas del volcán islandés, según informó hoy la Agencia Aeroportuaria de Polonia.

La situación podría empeorar en las próximas horas y dificultar seriamente la llegada de los jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, entre ellos el presidente estadounidense, Barack Obama, a la ceremonia del domingo en Cracovia.

Al mismo tiempo continúan las protestas contra la decisión tomada por el cardenal cracoviano Stanislaw Dziwisz de que Wawel sea la sede de la tumba de los Kaczynski, ya que muchos ciudadanos están indignados porque un político de su perfil pueda ocupar un lugar allí.

Durante las tres últimas noches centenares de cracovianos se concentraron ante la curia de Cracovia para protestar contra esta decisión.

Frente a ellos se organizaron grupos de ciudadanos a favor de que Kaczynski sea enterrado en Wawel, que portaban banderas nacionales y fotografías del presidente fallecido.

-EFE