El Gobierno de Pedro Sánchez reclama al de Nicolás Maduro | Fuente: Composición RPP (AFP/EFE)

El Gobierno español rechazó "enérgicamente" la detención de cuatro miembros de un equipo de la Agencia de noticias EFE por efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) ocurrido en Caracas (Venezuela).

En un comunicado, el Gobierno asegura que "desde que tuvo conocimiento de la detención, a través de la Embajada en Caracas, se están haciendo todas las gestiones necesarias para lograr su liberación a la mayor brevedad".

"El Gobierno exige a las autoridades competentes su inmediata puesta en libertad", refiere el comunicado.

De igual modo, reza el documento que el Gobierno español requiere "nuevamente" a las autoridades venezolanas "el respeto del Estado de derecho, los derechos humanos y las libertades fundamentales, de las que la libertad de prensa es un elemento central".

Por otro lado, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, informó que la Unión Europea (UE) exigió la liberación de todos los periodistas detenidos en Venezuela. "La UE exige la liberación de todos los periodistas detenidos sin motivo", afirmó Mogherini en rueda de prensa, al término de una reunión informal con los ministros de Defensa de la UE.

Como se recuerda, dos periodistas de la agencia española EFE fueron detenidos la noche de este miércoles por agentes de inteligencia en Caracas, con lo que suman tres los reporteros de ese medio arrestados en menos de 24 horas.

La detención

Los arrestados son un equipo proveniente de Colombia, integrado el periodista español Gonzalo Domínguez Loeda, la periodista colombiana Mauren Barriga Vargas y el fotógrafo colombiano Leonardo Muñoz, así como el conductor venezolano José Salas.

Según periodistas de EFE en Caracas, cinco miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se presentaron la noche del miércoles en el hotel donde se hospedan los enviados especiales y fuertemente armados, les ordenaron a Domínguez y a Barriga que los acompañaran.

La directora de EFE en Caracas, Nélida Fernández, siguió junto con un abogado a Domínguez y Barriga para tratar de aclarar la situación ante las autoridades venezolanas y obtener su liberación lo antes posible, sin embargo, señaló que a los abogados no les permitieron ingresar.

De otro lado, el contacto con el fotógrafo Leonardo Muñoz y el conductor que lo acompañaba, el venezolano José Salas, que se dirigían a cubrir las manifestaciones contra el régimen de Nicolás Maduro en el barrio caraqueño de Petare, se perdió en la mañana del miércoles.

Sobre Muñoz, los agentes venezolanos dijeron que lo estaban "entrevistando".

La Cancillería colombiana activó todos los mecanismos para tratar de conseguir la liberación de los periodistas, mientras que Migración Colombia avisó a todos los puestos de control fronterizo, terrestres y aéreos, para que estén pendientes por si se produce una deportación. (EFE)

¿Qué opinas?