Fotografía referencial
María se casó en 1931, tuvo tres hijos y, ahora, cuenta con once nietos. | Fuente: Flickr

La mujer más longeva de España, María Branyas que tiene 113 años, también es a partir de ahora la persona de más edad en superar el coronavirus, después de recuperarse de la enfermedad, que la mantuvo aislada desde el pasado abril.

María, que vive en una residencia de mayores en la localidad de Olot, en Girona (Cataluña, noreste), dio por fin negativo en el último test que le realizaron este lunes y tuvo una recuperación "estupenda", porque es  "una mujer fuerte y positiva", explicó hoy su hija Rosa a los periodistas.

De padres españoles, nació en 1907 en San Francisco (Estados Unidos), donde su padre trabajaba, y volvió a España a los ocho años. El pasado 4 de marzo, poco antes de caer enferma, cumplió 113 años, y ese fue el último día que pudo ver a su familia.

Durante su aislamiento, la vida le cambió poco pero estaba muy "aburrida", dice Rosa, quien asegura que María se encuentra bien "con las pequeñas molestias que todo el mundo puede tener" a pesar de su edad, y agradece el trato que le han dado los profesionales de la residencia.

La mujer más longeva de España dice que su secreto es "tener buena salud", ya que nunca fumó, pero tampoco hizo más deporte que pasear con sus amigas. María se casó en 1931, tuvo tres hijos y, ahora, cuenta con once nietos (uno de los cuales ya tiene sesenta años) y trece bisnietos. Su familia está deseando que todo esto pase para poder visitarla de nuevo. Además de ella, otras dos ancianas de 101 y 107 años se han recuperado de la COVID-19 en España. 

(Con información de EFE)