Consultado sobre que hará con el dinero ganado dijo que una parte la destinará a pagar algunos costos de su tratamiento. | Fuente: AFP/Foto referencial

Un hombre salió de su casa rumbo a su última quimioterapia. Caminaba feliz porque ya estaba por finalizar su tratamiento y en su marcha se dio tiempo para comprar un boleto de lotería. El destino le tenía preparado una mayor felicidad.

Ronnie Foster es el nombre del hombre en mención que sin pensarlo un día se ganó US$ 200.000. Según la información recogida por CNN, a través de la Lotería de Educación, los hechos ocurrieron en Pink Hill, un pueblo de Carolina del Norte (Estados Unidos).

Foster contó que primero compró un boleto de 1 dólar con el que ganó solo 5 dólares, dinero que decidió invertir en dos boletos más. Rascó el primero y no ganó nada, luego fue por el segundo y ganó US$ 200.000.

“Vi todos esos ceros y me congelé. No lo creí hasta que se lo entregué al empleado del mostrador para que lo escaneara. Cuando mostró: ‘Ve a la sede de la lotería’, comencé a temblar. No podía creerlo”, dijo Foster. “Ya estaba feliz porque era mi última ronda de quimioterapia. Ganar esto lo convirtió en mi día de suerte”, agregó.

Ronnie Foster es un trabajador retirado del Departamento de Transporte. Actualmente está luchando contra el cáncer de colon y ya está llegando al final de su tratamiento.

Consultado sobre qué hará con el dinero ganado, dijo que una parte la destinará a pagar algunos costos de su tratamiento y el resto lo guardará para el futuro. Después de los impuestos, Foster se llevó a casa el total de US$ 141.501.


¿Qué opinas?