Equipos de rescate trabajan para sacar pasajeros del avión de Pegasus Airlines. | Fuente: AFP | Fotógrafo: OZAN KOSE

Al menos una persona ha muerto y otras 157 han resultado heridas después de que un avión de pasajeros de la aerolínea turca Pegasus se haya salido de la pista al aterrizar en el aeropuerto Sabiha Gökçen de Estambul, lo que ha provocado la rotura del aparato en tres partes, según un balance del Ministerio de Sanidad.

El avión, en el que viajaban 183 personas -entre ellas dos bebés-, volaba de Izmir a Estambul, ciudad que se ha visto golpeada por fuertes vientos y lluvias en las últimas horas. Algunos de los pasajeros pudieron salir de la aeronave por las alas del avión, según las imágenes grabadas por medios locales.

Según el ministro de Transporte, Mehmet Cahit Turhan, los primeros indicios apuntan que "el avión se salió de la pista y entró en la tierra tras un fuerte aterrizaje". La Fiscalía ha abierto una investigación, informa la agencia de noticias oficial Anatolia.

Cahit Turan aclaró, en una llamada a la citada cadena, que el espectacular accidente se produjo tras un aterrizaje difícil y hay varios heridos.

Los equipos de rescate están aún trabajando para sacar del avión a varios pasajeros que no pueden abandonarlo por su propio pie, indicó el ministro.

El aeropuerto de Sabiha Gökçen, el menor de los dos ubicados en Estambul y que se halla en la parte asiática de la ciudad, ha quedado cerrado al tráfico y los vuelos se han derivado al cercano aeropuerto de Estambul en la parte europea.