Expectativa por petición de España para ser observador de la CAN

España es el primer país que solicita ser observador, con voz pero sin voto, en este organismo regional compuesto por Perú, Colombia, Ecuador y Bolivia.
Foto: CAN

El Parlamento Andino (PA) recibió con alborozo la iniciativa oficial del Gobierno español de que se le confiera el estatus de observador de la Comunidad Andina (CAN), informaron hoy fuentes de ese órgano que tiene sede en la capital colombiana.

"Además de las exportaciones, importaciones, el tema de migraciones y en general la cooperación regional beneficiaría en su totalidad a la CAN, fortaleciendo lazos de fraternidad y trabajo", señaló Rubén Vélez Núñez, secretario general del PA, según un comunicado de prensa del organismo.

El jueves, en Lima, se informó de que España solicitó formalmente el estatus de observador a ese bloque de países (Perú, Colombia, Ecuador y Bolivia).

La solicitud fue presentada por el Encargado de Negocios de la Embajada española en Lima, Alfonso Tena, al secretario general interino de la CAN, Adalid Contreras, en la Secretaría General del organismo, con sede en la capital peruana.

Vélez Núñez recordó que el legislativo español siempre ha mantenido en el Parlamento Andino la calidad de observador, la misma que le fue conferida mediante decisión de la Plenaria del 31 de agosto de 1980.

Añadió que pondrá en conocimiento de la Mesa Directiva y la Plenaria del Parlamento Andino, que se reunirá a finales de febrero, la propuesta del relanzamiento de la Decisión número 3 de 1980 por medio de la cual "se confiere la calidad de observador a los órganos legislativos de Panamá y España".

Así, España se convertiría en el primer país que solicita ser observador -con voz pero sin voto- en este organismo regional después de que se crease su figura el pasado julio.

El Consejo de Ministros de Exteriores de la CAN debe decidir el otorgamiento de ese estatus a España, seguramente en la reunión que mantendrán a mediados de febrero en Lima, con ocasión de la cumbre América del Sur-Países Árabes (ASPA).

EFE