Foto: EFE

La Policía federal alemana anunció hoy la expulsión definitiva del país del imán islamista Bilal Philips, de origen jamaicano, acusado de inducir al odio contra los homosexuales, entre otros colectivos.

La orden de expulsión se basa en unas declaraciones realizadas por el clérigo radical en las que exigía la pena de muerte para los homosexuales, y en el temor de que volviera a repetirlas.

El departamento de Protección de la Constitución del estado federado de Hesse (centro de Alemania) considera que predicadores como Philips atentan contra el espíritu de la carta magna alemana y orientan a los jóvenes musulmanes hacia el radicalismo.

Así, este islamista deberá abandonar el territorio alemán antes del sábado por la noche e informar oficialmente de su salida a las autoridades fronterizas, so pena de que se inicie un proceso jurídico en su contra.

Las fuerzas de seguridad alemanas indicaron, no obstante, que Philips tiene derecho a apelar en menos de un mes la decisión ante el Tribunal administrativo de Fráncfort, aunque desde el exterior del país.

Abu Ameena Bilal Philips, nacido en 1947 en Jamaica y criado en Canadá, se convirtió al Islám a los 25 años tras haber militado previamente en grupos comunistas, según los datos difundidos por los servicios secretos alemanes.

-EFE-