Inundaciones y fuertes lluvias provocadas por Florence dejan al menos 15 muertos

El huracán Florence tocó tierra este viernes en Carolina del Norte, Estados Unidos. Pese a que su furia fue menor de lo esperado para un huracán que llegó a ser de categoría 4, el peligro radica principalmente en las inundaciones.

Las autoridades elevaron a 15 la cifra de fallecidos por las inundaciones y fuertes lluvias provocadas por el huracán Florence en Las Carolinas, en la costa sureste de Estados Unidos, a la vez que el presidente Donald Trump, expresó el "respaldo total" del gobierno federal.

Aunque la tormenta ha rebajado su categoría hasta la depresión tropical, Florence continúa dejando copiosas lluvias tanto en Carolina del Norte como en Carolina del Sur.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, señaló en rueda de prensa que la parte oriental del estado registra "significativos daños", y cerca de 700,000 personas se encuentran sin electricidad.

Huracán Florence

El presidente Trump ha sostenido varias conversaciones con autoridades locales y encargados de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) en las que expresó "respaldo total" del gobierno federal en las labores de rescate.

Florence se encuentra a unas 40 millas (65 kilómetros) al oeste de Columbia, capital de Carolina del Sur, y se dirige hacia el noroeste con vientos máximos sostenidos de 35 millas por hora (55 km/h).

A pesar de este progresivo debilitamiento debido a su alejamiento de la costa, los expertos del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos alertan de que Florence seguirá dejando "riadas y grandes desbordamientos de ríos" en una amplia porción de Las Carolinas.

Florence provoca inundaciones en Las Carolinas

La tormenta tropical Florence sigue lentamente su desplazamiento por la costa sureste de Estados Unidos, dejando fuertes lluvias, "catastróficas" inundaciones, apagones y amenazas de "marejada ciclónica" y tornados en Las Carolinas.

Florence tocó tierra este viernes en Wrightsville Beach (Carolina del Norte) y, pese a que su furia fue menor de lo esperado para un huracán que llegó a ser de categoría 4, el peligro radica principalmente en las inundaciones, tanto de agua dulce como salada.

A pesar de su debilitamiento, Florence sigue amenazando con inundaciones "catastróficas" y desbordamientos de ríos en Las Carolinas y también con el desarrollo de tornados en el sureste de Carolina del Norte y el noreste de Carolina del Sur hasta esta noche.

(Con información de EFE)


¿Qué opinas?