Las autoridades y servicios de emergencias siguen este lunes con la búsqueda de más de 100 personas desaparecidas en la zona afectada por el gigantesco incendio que quema desde el jueves el norte de California en Estados Unidos y que, junto a otro fuego en el sur, han causado al menos 31 muertos.

Según información actualizada por el Departamento de Bomberos del Condado de Butte (Calfire) en su página de Twitter, el incendio bautizado como "Camp Fire", además de cobrarse la vida de por lo menos 31 personas y dejar heridos a tres bomberos, ha arrasado ya cerca de 45,000 hectáreas, 6,450 viviendas y 260 comercios.

El sheriff del condado de Butte precisó que los seis últimos cuerpos fueron localizados en la localidad de Paradise.

Búsqueda de víctimas

Un equipo que rastrilla los escombros de uno de los incendios más mortíferos de la historia de California en busca de víctimas, halla a un hombre tumbado boca abajo y con las pantorrillas quemadas entre dos camionetas cubiertas de cenizas.

"Nunca te acostumbras. Hay que enfrentar la realidad", dice uno de los tres integrantes del equipo, conformado por tres subcomisarios, que busca víctimas en los alrededores de la localidad de Paradise. "Todos tienen su manera de enfrentar esto", reflexionó. "¿Yo? Prefiero no contestar".

El domingo, el equipo condujo durante varias millas por un empinado camino rocoso, en busca de eventuales víctimas. Prácticamente no hablan y se enfocan en la dura tarea.

Desaparecidos

Decenas de personas están desaparecidas desde que el fuego comenzó el jueves y arrasó la zona. Algunos sobrevivientes pueden haberse guarecido en algún hotel o refugio, sin posibilidad de comunicarse con sus seres queridos, pues las llamas destruyeron las torres de telefonía celular.

Otros, como el hombre hallado boca abajo en las colinas que dan al lago Concow, fueron atrapados por las llamas.

Decenas de coches y camionetas, algunas aparentemente intactas, están abandonadas en la vera de los caminos. El equipo busca víctimas en cada uno de los vehículos. El equipo toma fotografías, anota coordenadas del GPS y toma los documentos de adentro de los autos, con la esperanza de poder hacer una identificación.

(Con información de AFP y EFE)