France Télécom busca mejorar clima laboral ante ola de suicidios

Los sindicatos habían denunciado que varios de los casos de suicidios en la empresa tenían que ver con la obligación de los trabajadores de cambiar de puesto laboral.

El operador francés de telecomunicaciones France Télécom anunció un conjunto de medidas destinadas a mejorar el entorno laboral y "salir de la crisis social" provocada por la oleada de suicidios, que se ha cobrado la vida de medio centenar de trabajadores desde 2008.

El presidente del grupo, Stéphane Richard, señaló en rueda de prensa que las medidas se refieren a la calidad del trabajo, al trato de los empleados y a las condiciones de cambio de puestos y promoción, algunas de las principales reivindicaciones de los sindicatos del grupo.

En este sentido, la movilidad empresarial se hará "esencialmente" bajo el principio de voluntariedad.

Además, no se cambiará de destino a los trabajadores que estén a tres años de la jubilación.

Los sindicatos habían denunciado que varios de los casos de suicidios en la empresa tenían que ver con la obligación de los trabajadores de cambiar de puesto laboral.

France Télécom vivió 35 suicidios en 2008 y 2009 y, en lo que va de año, se han contabilizado otros diez, aunque la dirección no reconoce uno de ellos.

Otra de las medidas a la que Richard concedió gran importancia consistirá en que un porcentaje de la parte variable de los salarios de los directivos de la empresa no se calculará en función de los resultados económicos de la misma, sino de la situación social en ella.

"Los trabajadores evaluarán a los dirigentes en función de unos criterios que tenemos que definir junto con los sindicatos. Eso servirá para definir el 30 por ciento de la parte del salario variable de todos los dirigentes, incluida la mía", señaló el presidente.

De esta forma, los trabajadores podrán expresar su descontento con los métodos de dirección del grupo.

Richard también indicó que se negocia con los sindicatos sobre diversos acuerdos, entre ellos uno referido a la conciliación de la vida privada con la laboral.

France Télécom invertirá en la renovación de los centros de trabajo con el objetivo de hacerlos más confortables, al tiempo que se simplificarán algunas tareas informáticas.

El grupo construirá salas de reposo y ocio para facilitar el descanso de sus empleados y el encuentro entre ellos.

La empresa se comprometió a hacer un seguimiento particular de los trabajadores que atreviesen problemas personales y laborales y a incrementar el número de asistentes sociales y de médicos de trabajo.

El grupo anunció que en los próximos meses tendrá que hacer contrataciones para sustituir a las personas que se jubilen e informó de que este año se incorporará a 3.500 nuevos empleados.

En estas contrataciones se dará prioridad a los aprendices que ya están en la empresa y se hará en concierto con los sindicatos.

EFE