Un terremoto de 6,1 grados de magnitud sacudió hoy Nueva Zelanda sin que las autoridades hayan informado por el momento de víctimas o dado la alerta de tsunami.

El Servicio Geológico de Estados Unidos localizó el hipocentro del movimiento telúrico a 26 kilómetros de profundidad y el epicentro a 560 kilómetros al noreste de Wellington, la capital.

Este sismo fue precedido por otro de 5,7 grados de magnitud en la Isla Norte de Nueva Zelanda, sin que tampoco se produjeran víctimas. Su epicentro se situó a 20 kilómetros de profundidad y a 164 kilómetros del noreste de Gisborne y 408 kilómetros de Christchurch, la ciudad más poblada del país.

Los terremotos son habituales en Nueva Zelanda, aunque la mayoría son de baja intensidad.

No obstante, cerca de 170 personas murieron en el sismo de magnitud 6,3 que sacudió Christchurch, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, el pasado 22 de febrero.

EFE