Los ataques se efectuaron el 6 y el 9 de agosto de 1945, y pusieron el punto final a la Segunda Guerra Mundial.



La bomba Little Boy fue arrojada a las 08:15 horas de Hiroshima y alcanzó en 55 segundos la altura determinada para su explosión, aproximadamente 600 metros sobre la ciudad.



El ataque asesina de forma instantánea a más de 80 mil personas y deja miles de heridos. Unos 48 mil edificios fueron destruidos completamente y 176.000 personas quedaron sin hogar.