Abul Bajandar, de 26 años, conocido como el "hombre árbol" de Bangladesh, pasó con éxito una primera operación, y con ello le han vuelto las ganas de soñar con una mejor vida para él y su familia.

El joven padece de epidermodisplasia verruciforme, una enfermedad no contagiosa de la que apenas se conocen unos pocos casos en todo el mundo.

Su apelativo se explica por las verrugas con apariencia de cortezas de árbol que tiene en manos y pies.

Su primera operación

El sábado último un equipo de nueve especialistas operó la mano de derecha de Abul Bajandar y el resultado ha sido esperanzador. "La primera operación ha sido un éxito. Ahora tenemos que hacer pruebas y análisis y procederemos a operar el resto de sus extremidades dentro de tres semanas", indicó a Efe el doctor Samanta Lal Sen, coordinador de la unidad de quemados y cirugía plástica del Hospital Universitario de Dacca.

Abul, que vive con su esposa y una hija de 3 años, se ganaba la vida conduciendo furgonetas, pero tras perder la funcionalidad en las manos tuvo que dedicarse a mendigar para salir adelante.

Sin embargo, ahora que la vida le está sonriendo, espera volver a trabajar para ayudar a su familia y tener una vida normal.

"Tengo mucho dolor en el brazo, pero estoy bien y estoy contento. Quiero volver a tener una vida normal", declaró Abul durante su internamiento. (Con información de EFE)