Foto: Referencial

Un hombre, probablemente una persona sin hogar, ha sido quemado vivo en el centro de Helsinki a principios de esta semana. Los autores son tres personas que se encontraban ébrias -y que han podido ser detenidas-, que vieron a la víctima tumbado en un banco.

Tras ser trasladado al hospital, el hombre ha fallecido este jueves a causa de las quemaduras, según informó la policía. El fallecido, de 44 años, estaba tumbado, al parecer inconsciente, en una parada de autobús el lunes por la mañana cuando aparecieron dos hombres y una mujer y le rociaron con líquido inflamable.

En el corto comunicado que ha difundido la policía, explican que los dos hombres tenía 29 y 34 años y la mujer 27, todos ellos de nacionalidad finlandesa. Los medios del país explican que lo ocurrido ha sido grabado por las cámaras de seguridad y añaden que los culpables serán juzgados por asesinato a más tardar en octubre.

Las calles del centro de la ciudad estaban repletas de gente. Un testigo se precipitó para tratar de apagar el fuego que cubría al hombre inconsciente. La víctima fue trasladada al hospital el lunes con un 20% de su cuerpo quemado.

-AFP-