Manuel Zelaya, empresario y ganadero de 57 años, fue depuesto este domingo de la presidencia de Honduras tras intentar conducir al país en una denominada "revolución pacífica".

Nacido el 20 de setiembre de 1952, Zelaya fue elegido por el oficialista Partido Liberal (PL, derecha) el 27 de noviembre de 2005, pero durante su presidencia dio un giro a la izquierda que llevó a Honduras a adherirse a la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA).

Zelaya de 1,90 metros de altura se caracteriza por su inseparable sombrero de ala ancha, frondoso bigote, guayaberas blancas y botas de cuero, que siempre lleva aunque vista con traje.

El mandatario depuesto –tiene cuatro hijos-  que cursó estudios de ingeniería civil que no llegó a terminar para  dedicarse a la agricultura, enarboló el concepto de participación con el nombre de "poder ciudadano".

Fue presidente de la Asociación de Industriales de la Madera, directivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), que aglutina a la cúpula del empresariado, y se desempeñó como gerente de un banco y de otras empresas.

Como funcionario público se le conoce por su obra en el Fondo de Inversiones de Honduras (FIHS) durante la administración del ex presidente Carlos Flores (1998-2002), difícil época en que el país fue devastado por el huracán Mitch.

Su decisión de llevar a cabo este domingo una consulta popular, que había sido declarada ilegal por la justicia y a la que se oponían todas las instituciones estatales, le llevó a un pulso con los llamados grupos de poder, que formaban parte incluso de su propio partido.

Zelaya quería conocer la opinión de la población para convocar un referéndum el próximo 29 de noviembre, coincidiendo con las elecciones generales, para convocar una Asamblea Constituyente que reformara la Constitución y permitiera la reelección presidencial.


Sepa más de Honduras

La República de Honduras, cuyo presidente Manuel Zelaya derrocado este domingo, es uno de los países más pobres de la región (50%).

Su capital es Tegicugalpa y limita por el sur con Nicaragua, por el suroeste con El Salvador y por el oeste con Guatemala.

Posee una larga costa sobre el Caribe (840 km) y una menor sobre el Pacífico (124 km) por el Golfo de Fonseca.

Honduras cuenta con una población ascendente a 7,1 millones de habitantes, de los cuales el 90% son mestizos.

El presidente es elegido por sufragio universal por un periodo de cuatro años.

El idioma oficial es el  español y cerca del 93 % son católicos, el resto, protestantes.

Honduras se independizó de España en 1821. Conoció múltiples golpes de Estado, rebeliones armadas y conflictos fronterizos con sus vecinos, entre ellos una guerra con Guatemala en 1880.

Estados Unidos mantuvo una predominante influencia sobre el país, motivo por el cual fue ocupado entre 1911 y 1933.

Durante los años 80 Estados Unidos utilizó a Honduras como base antiguerrilla en América Central.

Un período casi ininterrumpido de regímenes militares durante cerca de veinte años, llegó a su fin en 1982 con la asunción de la presidencia por Roberto Suazo Córdova (liberal).

La economía del país esencialmente es agrícola y produce bananas, maíz, ananá, aceite de palma y arroz.

El ingreso PIB per cápita: 1. 542 dólares anuales.