Al menos 91 personas murieron y 60 se encuentran desaparecidas a causa de las intensas lluvias registradas en las últimas 24 horas en El Salvador debido a un sistema de baja presión en el Pacífico fortalecido por el paso del huracán "Ida", informó hoy el Gobierno.

"Hemos tenido desgraciadamente 91 fallecidos" en cinco de los 14 departamentos del país, declaró el ministro de Gobernación, Humberto Centeno, en una conferencia de prensa junto a sus colegas de Defensa, Salud, Medio Ambiente, entre otras autoridades.

Centeno indicó que entre las 06.00 y las 12.00 horas de este domingo (12.00 y 18.00 GMT) se han trasladado unas 7.000 personas a 25 albergues habilitados por las autoridades y 182 han sido evacuadas.

Los departamentos afectados por las lluvias son San Salvador, Cuscatlán, La Libertad, La Paz y San Vicente, donde se declaró una "alerta naranja".

En Verapaz, situada a 48 kilómetros al este de San Salvador, "hay una verdadera tragedia", relató Centeno, e indicó que en San Vicente, el departamento donde se encuentra esa localidad, se han reportado 60 desaparecidos.

El ministro de Gobernación no ofreció, no obstante, una cifra global de desaparecidos.

El director de Protección Civil, Jorge Meléndez, señaló a la estatal Radio Nacional El Salvador que "las afectaciones son dramáticas" en los municipios de Verapaz, Guadalupe y San Vicente, la capital homónima de ese departamento.

Imágenes difundidas por el canal 21 de la televisión local muestran que en Verapaz los deslizamientos de lodo prácticamente han cubierto varias viviendas y arrasado vehículos que permanecen apiñados en las vías.

Los aguaceros, que se intensificaron entre la noche del sábado y la madrugada de este domingo, también han afectado a varias zonas de San Salvador, donde, según declaró el alcalde capitalino, Norman Quijano, a medios locales, se contabilizan 1.300 damnificados.

El Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET) ha atribuido las lluvias a un sistema de baja presión ubicado en el océano Pacífico que se ha visto intensificado por el paso del huracán "Ida".

EFE