Israel se paraliza al sonido de sirenas en recuerdo del Holocausto

Los conductores detuvieron sus vehículos y guardaron silencio mientras sonaban las sirenas antiaéreas en memoria de los 6 millones judíos caídos en el Holocausto nazi.

Israel se paralizó este jueves durante dos minutos con el sonido de las sirenas antiaéreas en recuerdo a los seis millones de judíos caídos en el Holocausto en la Segunda Guerra Mundial.

A las 10.00 hora local (7.00 GMT) y durante dos minutos, millones de israelíes brindaron homenaje a las víctimas del nazismo bajo el sonido de una sirena, usualmente utilizada como alarma antiaérea, que paralizó la actividad en todo el país.

Aquellos que conducían cuando comenzaron a sonar las sirenas aparcaron sus vehículos en los arcenes y descendieron de los mismos, los peatones detuvieron su rumbo y la actividad cesó en las escuelas, comercios, locales, instituciones, etc.

Con este ya tradicional gesto continuaron los eventos de conmemoración de los fallecidos hace más de 70 años en uno de los episodios más trágicos de la historia.

Estos dieron comienzo ayer noche con una ceremonia oficial celebrada en el Museo del Holocausto o Yed Vashem en presencia de las máximas autoridades del país como el presidente Reuven Rivlin y el primer ministro Benjamin Netanyahu.

"La amenaza del pasado no suscribirá nuestras vidas (...) Todos nosotros tenemos un número en nuestro brazo, pero al mismo tiempo, en el mismo aliento, recordamos que no venimos de Auschwitz y no volveremos a Auschwitz", señaló el presidente durante el solemne acto.

"El Holocausto fue un punto de terror en la humanidad, pero el viaje judío no empieza allí ni acaba allí. El viaje judío comienza en Israel", abundó en su discurso, durante el que quiso desechar la idea de que el estado es sólo fruto de una compensación por este episodio histórico en el que murieron seis millones de judíos.

Por su parte, Netanyahu advirtió de la "amenaza" a la que, a su juicio, hace frente Israel, que no es otra que Irán, y destacó que "la lección de historia" tras el Holocausto "no ha sido interiorizada", en referencia a las negociaciones del G5+1 (EEUU, Rusia, Reino Unido, Francia y China más Alemania) sobre el programa nuclear iraní.

Los actos de recuerdo de la Shoá (Holocausto en hebreo) proseguirán durante toda la jornada con la lectura del nombre de los caídos en Yed Vashem y la Kneset (Parlamento israelí), además de otros actos institucionales y servicios religiosos, y la proyección en centros culturales y televisiones de reportajes y películas sobre el plan conocido como la "Solución final" del régimen nazi.

EFE