AFP

La situación en la central nuclear de Fukushima sigue siendo "muy imprevisible", admitió el viernes el primer ministro japonés, Naoto Kan, tras señalarse una posible avería en la vasija que contiene las barras de combustible del reactor número 3.

Kan reconoció este viernes que la situación en la accidentada planta nuclear de Fukushima (noreste) sigue siendo "muy imprevisible".

"Estamos actuando para impedir que la situación empeore. Necesitamos seguir siendo sumamente vigilantes", dijo Kan en una rueda de prensa.

"Trabajadores de TEPCO, de las Fuerzas de Defensa Civil, de la policía y los bomberos de Tokio y Osaka y otras áreas están arriesgando sus vidas" en la batalla para controlar la situación en Fukushima, dijo el primer ministro.

Según el operador Tokyo Electric Power (TEPCO), la vasija del reactor 3 de la central nuclear de Fukushima, que contiene las barras de combustible, podría estar dañada.

"Substancias radiactivas se dispersaron lejos del reactor", indicó, por su parte Hideyuki Nishiyama, portavoz de la Agencia japonesa de Seguridad Nuclear.

De otro lado el número de muertos confirmados después del sismo y el tsunami registrados el 11 de marzo en el noreste de Japón supera los 10.000, transcurridas dos semanas desde la catástrofe, indicó el viernes la policía japonesa.

AFP