La exposición "Our Body" en la que se exhiben cadáveres conservados mediante un tratamiento de silicona fue prohibida por la justicia francesa, que les dio 24 horas a los organizadores para suspenderla.

Por su parte, la sociedad Encore Events que organiza la muestra desde el 12 de febrero, anunció que presentaría una apelación.

La exposición mostraba 17 cadáveres de chinos, entre hombres y mujeres, enteros o disecados, y conservados con la técnica de "plastinación" que remplaza los líquidos corporales por silicona.

La muestra, por la que se pagaba 15,50 euros (20 dólares) fue presentada en las ciudades francesas de Lyon (centro-este) y Marsella (sureste), y en París debía prolongarse hasta el 10 de mayo pero dos asociaciones de defensa de los derechos humanos habrían presentado una demanda para prohibirla.

"Our Body" también fue vista en Estados Unidos, Alemania y España.

A comienzos de marzo, en Venezuela, el servicio de administración aduanera y tributaria venezolano (Seniat) cerró temporalmente la exposición "Bodies revealed" (Cuerpos revelados), para determinar si las piezas exhibidas eran partes de cadáveres o plásticas.

En su veredicto, el juez francés estimó que esta exposición representaba "un atentado ilícito al cuerpo humano" y que los "cortes" de los cuerpos así mostrados, como "las coloraciones arbitrarias" y las "puestas en escena irreales" carecen de "decencia".

"El espacio que la ley asigna al cadáver es el del cementerio", recordó el magistrado, considerando que "el objetivo comercial" perseguido por los organizadores "atenta manifiestamente al respeto que se debe" al cuerpo.

AFP