Foto: EFE
El gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, declaró el estado de emergencia para movilizar recursos en preparación para el huracán "Ida", que se espera que toque tierra en Estados Unidos el martes.

La Guardia Nacional de ese estado ya está en alerta, con un ojo en particular en los diques y en las zonas desprotegidas de la costa.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) ha emitido un aviso de huracán para la costa sur desde Luisiana hasta el suroeste de Florida.

Se prevé que "Ida" se desplace hacia el este una vez que toque tierra en Estados Unidos, cruce Florida, y el jueves salga al Océano Atlántico, ya con menor fuerza.

Hoy el huracán aumentó su intensidad a la categoría 2 en la escala Saffir-Simpson (de un máximo de cinco), con vientos de 160 kilómetros por hora, mientras su centro se halla cerca del canal de la península mexicana de Yucatán, según el CNH.

Los últimos pronósticos indican que "Ida" se debilitará levemente en las aguas del Golfo de México antes de llegar a Estados Unidos.

EFE