Medvédev da diez años de plazo para el renacimiento de la Armada rusa

"Tenemos ante nosotros una grandiosa tarea, ya que un importante número de buques y submarinos viven sus últimos años de servicio", dijo el jefe del Kremlin.
Foto: EFE
El presidente ruso, Dmitri Medvédev, dio hoy diez años de plazo para el renacimiento de la Armada rusa, que reanudó en 2008 las maniobras en aguas patrulladas por la OTAN suspendidas desde la caída de la URSS.

"Estoy seguro de que en los próximos diez años podremos reconstruir nuestra Armada hasta el nivel que necesita el Estado. Y es que necesitamos una flota fuerte", señaló Medvédev, según las agencias rusas.

Medvédev hizo estas afirmaciones durante una visita de inspección a la base de la flota rusa del Báltico en el enclave de Kaliningrado, limítrofe con Polonia y Lituania, dos países miembros de la Alianza Atlántica.

"Tenemos ante nosotros una grandiosa tarea (...), ya que, efectivamente, un importante número de buques y submarinos viven sus últimos años de servicio", dijo.

El jefe del Kremlin subrayó que la Armada necesita "nuevos barcos y submarinos", que serán construidos en el marco de un programa de rearme para el que ya han sido designados fondos.

"A pesar de los problemas financieros, los medios económicos (necesarios para el rearme) se han conservado casi en su totalidad para 2009, 2010 y 2011, y después irán en aumento", dijo.

A principios de 2008 la Armada rusa efectuó en el Golfo de Vizcaya unas maniobras en las que tomaron parte, entre otros, el portaaviones "Almirante Kuznetsov" y que alertaron a los países aliados, ya que fueron las primeras en aguas controladas por la OTAN desde 1991.

Además, a finales de ese año el crucero ruso de propulsión nuclear "Pedro el Grande" y el destructor "Almirante Chabanenko", entre otros buques, participaron en las primeras maniobras navales ruso-venezolanas en el Caribe, tradicional zona de influencia estadounidense.

A su vez, el jefe de la Armada rusa, el almirante Vladímir Masorin, afirmó que Rusia también debería restablecer la presencia permanente de su flota en el Mediterráneo.

Medvédev anunció a principios de año que a partir de 2011 Rusia comenzaría el rearme y modernización "a gran escala" de sus Fuerzas Armadas, que en 2012 no tendrán más de un millón de efectivos.

-EFE-