Nueva York retorna a la calma después de Irene

Tormenta se aleja de Estados Unidos rumbo a Canadá dejando cerca de 30 víctimas mortales y daños materiales de hasta 7.000 millones de dólares. Neoyorkinos que viven en las zonas más bajas contabilizan los daños y retornan a sus actividades normales.

Las autoridades de Nueva York elevaron hoy a seis la cifra total de muertos en el estado como consecuencia del huracán "Irene", mientras que en el vecino estado de Nueva Jersey las víctimas mortales dejadas por el temporal ascendieron a siete finalmente.

Fuentes del Departamento de Emergencias del estado de Nueva York confirmaron a Efe que son seis los muertos de que se tiene constancia este lunes, entre los que destaca la única víctima mortal que "Irene" ha dejado en la Gran Manzana.

Se trata de José Sierra, un hombre de 68 años y origen hispano que se ahogó en la isla de City Island, en el distrito del Bronx, después de haber sido visto por última vez comprobando el estado de su embarcación en un puerto deportivo cercano.

Además, según el canal NY1, una mujer de 83 años superviviente del Holocausto corrió la misma suerte en las montañas Catskills, al norte de la ciudad de Nueva York, donde murió ahogada por las crecidas aguas de un arroyo.

El domingo se habían confirmado dos fallecidos más en dos localidades al norte de la ciudad: un hombre que perdió la vida tras resultar electrocutado en una calle inundada mientras trataba de ayudar a un niño, y una mujer que murió ahogada al caer a un arroyo que se había desbordado por las intensas lluvias.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, indicó que el daño ha sido "devastador" en la región norte del estado, pese a que sus residentes se prepararon para lo peor, ya que el área sufrió aguaceros récord y contundentes inundaciones.

Por otra parte, Cuomo informó de que más de 890.000 hogares siguen sin electricidad en todo el estado, incluso dentro de la ciudad de Nueva York, y algunos tendrán que esperar hasta finales de semana para que les sea restablecido el suministro.

El gobernador dijo que Con Edison, el proveedor que abastece a la Gran Manzana, estima que podrá devolver la conexión a la mayoría de sus abonados antes del viernes.

Sin embargo, en el norte del estado todavía se está evaluando la situación y se suceden los apagones por la multitud de árboles caídos e inundaciones que dificultan los trabajos de los empleados de las compañías eléctricas.

En la ciudad de Nueva York, la Autoridad Metropolitana de Transporte anunció el restablecimiento total de los servicios de autobús y metro, que habían arrancado de nuevo el lunes de forma parcial.

Mantienen limitadas sus rutas los trenes de cercanías al norte, conocidas como Metro North, y ya han reabierto todos los puentes de la isla de Manhattan.

EFE