Opositores a Lobo aseguran que su gobierno es de 'ricos y corruptos'

Resistencia hondureña reiteró su rechazo a participar en proceso de diálogo debido que el actual mandatario hondureño gobierna para los poderosos y traidores.
Foto: EFE
El Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), afín al ex presidente de Honduras Manuel Zelaya, reiteró hoy su desconocimiento al nuevo Gobierno de Porfirio Lobo, a quien calificó de gobernante de "ricos" y "corruptos".

"Lobo es el presidente de los ricos y poderosos, los traidores y los corruptos", afirmó el FNRP en un comunicado, en el que también reiteró su rechazo a participar en un proceso de diálogo nacional promovido por el nuevo Gobierno, que asumió el pasado 27 de enero.

"Ese diálogo de la oligarquía y de su Gobierno espurio es la continuación de la dictadura, del neoliberalismo", agregó.

"Lobo no es nuestro presidente, como (Roberto) Micheletti tampoco lo fue", reiteró el FNRP, al aludir también al ex gobernante de facto que sustituyó a Zelaya después de su derrocamiento el 28 de junio pasado.

El FNRP reafirmó, como también ha planteado desde el 28 de junio de 2009, día del golpe de Estado, que seguirá luchando por la instalación de una Asamblea Constituyente, proyecto que impulsaba Zelaya cuando fue derrocado.

"Luchamos por instalar una Constituyente revolucionaria que no deje intacto el sistema de privilegios mediante el cual los poderosos viven con lujos a costa de explotar a los pobres", aunque "el camino no será fácil y estará lleno de obstáculos y sacrificios", indicó el comunicado.

"Peleamos por una patria libre de injerencias externas, sin bases militares que sirvan para dañar a nuestros hermanos centroamericanos, sin trasnacionales que roben impunemente nuestras riquezas y sin clases políticas que reciban órdenes desde el imperio", manifestó.

El FNRP señaló asimismo que el diálogo promovido por Lobo "es la garantía del imperio (en alusión a Estados Unidos) para usar a Honduras como base de operaciones militares y su apuesta para detener los procesos de cambio en América Latina".

EFE