Partido de Putin va a la cabeza en elecciones parlamentarias de Rusia

De acuerdo a las encuestas a pie de urna, el partido oficialista Rusia Unida obtuvo el 48,5 % de los votos, un 16 % menos que en las elecciones del 2007.

El partido oficialista Rusia Unida (RU) ha proclamado su victoria en las elecciones a la Duma (cámara baja) celebradas este domingo.

"Rusia Unida ha ganado", declaró Borís Grizlov, presidente del Consejo Supremo del partido oficialista.

Grizlov agradeció a los electores el apoyo que hace posible que Rusia Unida, formación presidida por Vladímir Putin, y cuyas listas electorales estaban encabezadas por el jefe del Estado, Dmitri Medvédev, "siga siendo el partido gobernante".

De acuerdo a las encuestas a pie de urna, RU obtuvo el 48,5 % de los votos, un 16 % menos que en las elecciones del 2007.

El dirigente de RU atribuyó a la crisis la fuerte caída del partido oficialista y recordó que en varios países de Europa la crisis provocó la derrota electoral de los partidos gobernantes.

"En medio de la crisis económica mundial hemos recibido el apoyo del electorado. Mientras en Reino Unido, España y Portugal en las elecciones de 2010-2011 cambiaron los partidos gobernantes nosotros ya podemos decir que RU seguirá siendo (el partido) gobernante", dijo.

Según Grizlov, "ya está claro que RU recibirá la mayoría de los escaños de la Duma", lo cual significa que "el rumbo hacia una Rusia fuerte continuará".

De acuerdo a los sondeos el Partido Comunista se sitúa en segundo lugar con el 19,8 %.

Otros dos partidos, el socialdemócrata Rusia Justa (RJ) y el nacionalista Partido Liberal Democrático, también accederían al Parlamento con el 12,8 % y 11,42 %, respectivamente.

Los otros tres partidos que concurrieron a las elecciones no habrían superado la barrera del 7 %, el mínimo requerido para acceder al reparto proporcional de los 450 escaños de la Duma o cámara baja del Parlamento ruso.

La gran incógnita ahora es si el partido liberal Yábloko, quinto en la carrera por los escaños, consigue alcanzar el cinco por ciento, que le facilitaría un escaño.

EFE