Presidenta de cumbre en Copenhague dice que financiación es principal obstáculo para acuerdo

La creciente preocupación de los países por fijar una financiación hasta 2020 aún no se refleja en números.
Foto: EFE
La presidenta de la cumbre de Copenhague sobre cambio climático, la danesa Connie Hedegaard, dijo hoy que el principal obstáculo para lograr un acuerdo es la financiación de los mecanismos de mitigación y adaptación de los países en desarrollo.

La ex ministra danesa de Medio Ambiente reconoció que en los últimos meses ha habido una "comprensión creciente" en la comunidad internacional sobre la necesidad de fijar la financiación hasta 2020 y de hacerlo en Copenhague, si bien eso no se ha traducido en números.

"Es crucial para los países en desarrollo que se pongan cifras concretas sobre la financiación a largo plazo en Copenhague", dijo en una rueda de prensa Hedegaard, quien abandonó la semana pasada su cargo en el Gobierno danés para centrarse en preparar la conferencia, y que ha sido nombrada además futura comisaria europea de Medio Ambiente.

A pesar de admitir dificultades en aspectos como la financiación en las negociaciones previas, Hedegaard habló de "atmósfera constructiva" y destacó que la cumbre, que se celebrará del 7 al 18 de diciembre, ya es un éxito por colocar la cuestión del cambio climático en el centro de la atención mundial y haber forzado a muchos países a fijar objetivos concretos de reducción de emisiones.

"El plazo límite fijado en Copenhague está funcionando. Pese a la crisis económica, el cambio climático sigue en la agenda internacional, un centenar de jefes de Estado y de Gobierno estarán en Copenhague y países como Japón, Rusia, Estados Unidos, Brasil y China han fijado ya objetivos concretos", afirmó.

Hedegaard admitió la imposibilidad de alcanzar el objetivo inicial de cerrar un tratado jurídicamente vinculante en la capital danesa, pero reiteró la utilidad de la propuesta danesa de un acuerdo en dos partes.

"En la reunión de la ONU de septiembre muchos hablaban de hacer un acuerdo parcial en Copenhague. Ahora hay un reconocimiento general de que tenemos que presentar un acuerdo que abarque todos los puntos, que sea un paquete total", afirmó.

En Copenhague, la llamada 15 Conferencia de las Partes (COP 15) del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático debe lograr también fijar una fecha para la firma del tratado jurídico, que deberá hacerse "lo más pronto posible" en 2010, añadió.

La presidenta del COP 15, que ejerce ese cargo ya que el Gobierno danés actúa de anfitrión de la cumbre, se mostró también optimista al decir que tres cuartas partes de las propuestas de los distintos países aceptan una reducción de emisiones de gases invernadero del 20 por ciento en 2020.

No obstante, habló de la necesidad de mantener la presión sobre los países desarrollados y les instó a elevar al máximo nivel sus compromisos de reducciones y financiación.

No lograr un acuerdo en Copenhague que sirva de base para un tratado jurídico sería un fracaso y supondría desperdiciar una oportunidad que quizá no se repita en años, advirtió la futura comisaria europea.

"Nos ha llevado mucho tiempo fijar como fecha límite diciembre de 2009, de modo que el precio político a pagar no sea asumible por ningún gobierno. Posponer la decisión no haría las cosas más fáciles, llevaría años tener otra ocasión como ésta. Hay que aprovechar la oportunidad y el momento", subrayó.

-EFE-