YouTube/Adolfolobolopez

Desde principios de septiembre, 302 viviendas empezaron a hundirse en Santiago Mitlatongo, poblado ubicado a unos 120 kilómetros al oeste de la ciudad de Oaxaca en México.

El motivo es una falla geológica en el cerro Peña Colorada, ubicado al norte del pueblo. El 4 de septiembre, en horas de la madrugada, una enorme roca se desprendió de esa fortaleza natural lo que provocó que surgieran grietas en las casas de los pobladores.

Los cerca de 1,000 habitantes de este poblado continuaron con su vida normal, pero los desprendimientos de rocas en el cerro, ubicado a menos de un kilómetro de sus casas, continuaron y las grietas aparecieron en las calles.

También se han visto grietas y hundimientos en escuelas, en la iglesia, la clínica de salud, en el mercado, edificio municipal y en un auditorio. "Porciones de tierra empiezan a esponjarse, a inflarse, como un cerrito y de repente se abren, se agrietan y luego vienen los hundimientos", cuenta Joel Benítez a CNN México.

El apoyo del gobierno de Oaxaca recién llegó esta semana, después que el gobernador Gabino Cué visitó el poblado el 21 de noviembre, luego que los pobladores de Santiago (pueblo vecino) y Santa Cruz Mitlatongo bloquearon la carretera Oaxaca-México, debido a que el gobierno estatal "los tenía en el olvido".