Foto: EFE
El rabino Ovadia Yosef, líder espiritual sefardí, ha condenado duramente a una organización de mujeres que organizan rezos junto al Muro de las Lamentaciones, por no actuar por "el bien celestial" sino meramente por "querer la igualdad".

El máximo representante religioso del partido ultraortodoxo Shas hizo esas críticas en su sermón semanal al concluir la última jornada sabática, en el que dirigió sus palabras contra la organización denominada "Mujeres del Muro" (WOW, por sus siglas en inglés), informa hoy la edición electrónica del diario "Yediot Aharonot".

Ese grupo, creado hace veinte años, defiende la libertad de las mujeres de reunirse para participar en servicios religiosos ataviadas con los mantos judíos característicos de los hombres, llevar el solideo o "kipá", colocarse filacterias y rezar versículos de la Torá el voz alta frente al santuario más importante del judaísmo.

El Muro de las Lamentaciones es el único vestigio visible de la muralla occidental del Segundo Templo que los judíos levantaron en Jerusalén y que los romanos destruyeron en el año 70 de nuestra era.

En su último sermón, Yosef abordó las leyes del Kidush, o plegaria de santificación del sábado con la que se bendice el vino, y afirmó que las mujeres están obligadas a realizar esta bendición, que pueden cumplir o bien escuchando a un hombre pronunciarla o recitándola ellas mismas.

Pero advirtió de que las féminas "deben tener mucho cuidado de no colocarse las filacterias. Hay mujeres estúpidas que van al Muro de las Lamentaciones, se ponen el manto sagrado y rezan".

Según Yosef, "estas (mujeres) son unas desviadas que sirven a la igualdad y no a los dictados celestiales. Deben ser condenadas".

La directora de WOW, Anat Hoffman, lamentó las palabras del máximo dirigente espiritual sefardí, de quien dijo que "no nos conoce" y al que invitó a reunirse con miembros de la organización. EFE