Tensión en Ucrania
Ucranianos asisten a un entrenamiento militar abierto para civiles. | Fuente: EFE

El internacionalista Ramiro Escobar consideró poco probable que se concrete una invasión de Ucrania por parte de Rusia, tal como ha venido advirtiendo Estados Unidos.

"Lo dudo porque creo que este es un juego verbal y de fuerzas, es mostrar los puños por parte de Rusia y por parte de Estados Unidos como la mayor potencia dentro de OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte)", refirió en entrevista con Conexión por RPP.

Esta posibilidad había cobrado fuerza en las últimas semanas debido al gran despliegue de tropas militares rusas en la frontera con Ucrania, donse se han concentrado al menos unos 150 000 soldados.

Todo esto, dice Escobar, sería parte de la estrategia del Gobierno de Vladimir Putin para obligar a los países occidentales a transar con él, utilizando un discurso que "se bambolea entre la amenaza y la negociación". "Estoy seguro que en las próximas horas (los rusos) van a decir que todavía hay posibilidades de diplomacia", agregó.

Reconocimiento de Donetsk y Lugansk

A la amenaza de una invasión se suma la decisión que tomó hoy el Gobierno ruso de reconocer como repúblicas independientes a Donetsk y Lugansk, dos territorios separatistas al este de Ucrania.

El especialista señala que Rusia siempre ha considerado a Ucrania como su zona de influencia y le preocupa la situación de este país "porque es como una bisagra entre Rusia y Europa". El gran temor de Rusia, precisa, es que Ucrania termine integrada a la OTAN.

"A Rusia eso le parece una amenaza, porque exrepúblicas soviéticas como Estonia y Lituania ya están en la OTAN, y además se podría sumar Ucrania; es visto por Rusia como una incursión en su zona de influencia", estima Escobar.

Por ello, el reconocimiento que hoy hizo Rusia "es un acto de fuerza, pero a la vez un acto político audaz, hábil, porque obliga a la otra parte, Ucrania, Estados unidos, la OTAN y otros países golpeados, a negociar con Rusia".