Recuerdan el inicio de la construcción del Muro de Berlín

Su construcción se inició el 13 de agosto de 1961, dos meses después de que el presidente de la RDA Walter Ulbricht asegurara: "Nadie tiene la intención de levantar un muro".
Foto: WIKIMEDIA
En el 49 aniversario del inicio de la construcción del Muro que separó a las dos alemanias durante 28 años, el alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, pidió hoy que se mantenga despierto su recuerdo para así "valorar aún más" la democracia, la libertad y el estado de Derecho.

"Siempre es importante tomar partido contra los regímenes autoritarios y las dictaduras, es lo que nos enseña la Historia", señaló el regidor en un acto institucional junto a restos del Muro en el este de la ciudad.

Entre otros actos de recuerdo previstos, Wowereit depositó en Berlín una corona de flores junto a un monumento en memoria de los al menos 136 alemanes orientales que murieron entre 1961 y 1989 al intentar escapar al sector occidental de la ciudad.

Por la tarde está previsto un acto en una calle entre los barrios de Treptow y Neukölln, que llevará el nombre de la última de las víctimas del Muro, Chris Gueffroy.

Gueffroy murió tiroteado en febrero de 1989, nueve meses antes de la caída del Telón de Acero, por la policía fronteriza de la República Democrática Alemana (RDA) cuando intentaba cruzar el Muro.

La construcción del Muro se inició el 13 de agosto de 1961, apenas dos meses después de que el primer presidente de la RDA, Walter Ulbricht, asegurara: "Nadie tiene la intención de levantar un muro".

Durante 28 años representó la división de Alemania en dos estados y, aunque no se levantó hasta 1961, ya desde 1952 las autoridades de la parte este dificultaron con barreras el acceso desde el oeste.

Desde 1949 hasta su erección, sólo a través de los pasos de Berlín unos 1,6 millones de alemanes del este -controlado por los rusos- huyeron al oeste, bajo el amparo de las tropas de ocupación francesas, británicas y estadounidenses.

El Muro interalemán tuvo una longitud de 1.400 kilómetros desde Lübeck, en el norte, hasta la frontera de la entonces Checoslovaquia.

En la dividida ciudad de Berlín el muro ocupaba 155 kilómetros de largo y cuatro de altura.

Tras el muro existía un corredor de 100 metros que terminaba en otra pared similar y con innumerables torres de vigilancia. En total, para evitar el paso del este al oeste, las autoridades de la RDA llegaron a destinar 11.500 soldados. EFE