República Dominicana en alerta máxima por onda tropical

Dieciséis provincias están hoy en situación de alerta por aguaceros moderados o fuertes, tormentas eléctricas y ráfagas de viento en gran parte del país.
Foto: EFE (referencial)
Un total de dieciséis provincias de la República Dominicana están hoy en situación de alerta ante la presencia de una activa onda tropical que ha causado aguaceros moderados o fuertes, tormentas eléctricas y ráfagas de viento en gran parte del país.

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) indicó hoy que este fenómeno meteorológico presenta un 50 por ciento de probabilidades de convertirse en un ciclón tropical.

La actividad más intensa de esta onda tropical se concentra al sur-suroeste del país, en aguas del Mar Caribe, mientras que en tierra, los aguaceros, tormentas y rachas de viento se sitúan sobre todo en la parte central de la República Dominicana.

Ante estas circunstancias, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) decretó la alerta roja (peligro) para la provincia de San Juan de la Maguana (oeste) y elevó de verde (preventiva) a amarilla el nivel de alerta en Elías Piña, Maria Trinidad Sánchez, Samaná, La Altagracia, Hato Mayor, El Seibo, San Pedro de Macorís, La Romana y San Cristóbal.

Las autoridades mantienen en alerta verde las provincias de Espaillat, Monseñor Nouel, Duarte, Monte Plata, Santo Domingo y el Distrito Nacional (la capital).

Al mismo tiempo, se advierte a los conductores en la provincia de Santo Domingo y el Distrito Nacional de que deben tomar medidas preventivas contra inundaciones urbanas.

Además, en la costa atlántica y la Bahía de Samaná, las embarcaciones frágiles o pequeñas deben permanecer en puerto, por vientos y olas anormales, mientras que en la costa caribeña, deben navegar con precaución y no aventurarse mar afuera.

Durante las últimas horas, cientos de personas tuvieron que ser desplazadas a casas de familiares y amigos a causa de las lluvias, que afectaron a 115 viviendas en la provincia de Santo Domingo y el Distrito Nacional. EFE