Hockney trabajó por 18 horas al día durante dos semanas para terminar su pintura. | Fuente: Christie's

Una obra del pintor británico David Hockney se vendió el jueves pasado por 90.3 millones de dólares en una subasta en la casa Christie's de Nueva York, un récord para un artista vivo.

"Portrait of an Artist (Pool with two figures)", Retrato de un artista (Piscina con dos figuras), destronó a "Balloon Dog (Orange)" de Jeff Koons, vendido por 58.4 millones en 2013, también por la casa Christie's de Nueva York.

La subasta comenzó en 18 millones de dólares y el récord de 50 millones se alcanzó en solo 30 segundos. Finalmente, y después de poco más de nueve minutos, el lienzo recibió 80 millones de dólares. El precio aumentó a 90.3 millones al agregar tarifas y comisiones.

El total también rompió el récord para una obra del pintor británico, hoy de 81 años, que tenía "Pacific Coast Highway and Santa Monica", adquirida en mayo pasado por 28.4 millones de dólares en una venta organizada por Sotheby's.

Raro para una pintura de este precio, estimada en 80 millones de dólares, la obra no estaba sujeta a ninguna garantía (precio mínimo asegurado por la casa de subastas) o precio de reserva (precio mínimo por el que el lote no se puede vender a un valor inferior).

"Rara vez podemos decir: esta es la oportunidad de comprar la mejor pintura del artista (...) esta vez, es el caso", dijo Ana María Celis, vicepresidenta del departamento de posguerra y arte contemporáneo de Christie's, durante la presentación de la pintura.

"Portrait of an Artist (Pool with two figures)", Retrato de un artista (Piscina con dos figuras). | Fuente: EFE

Obra de culto

El trabajo es considerado como "una de las mejores obras de arte de la era moderna", dijo Alex Rotter, copresidente del departamento.

La pintura corresponde al "apogeo" de los dos temas más famosos del británico, gran maestro del pop art, según explicó: las piscinas y el doble retrato, de dos personas que interactúan.

En este lienzo, un hombre elegante, de pie junto a la piscina, mira cuidadosamente a otro que nada bajo el agua en su dirección, con un paisaje idílico de árboles y montañas de fondo.

El hombre de pie es el examante y musa de Hockney, Peter Schlesinger, quien fue uno de sus estudiantes en la UCLA en Los Ángeles. Su relación tuvo lugar desde 1966 a 1972.

La pintura se realizó en 1972 cuando terminó su aventura y, según Rotter, el nadador podría ser el nuevo amante de Peter.

Se ha convertido en una de las obras de culto de David Hockney y aparece en la portada de numerosos libros sobre el artista. También fue una de las atracciones de la retrospectiva que le fue dedicada en 2017, por su cumpleaños número 80.

"En el Tate Gallery (de Londres), el Centro Pompidou (París) y el Museo Metropolitano (de Nueva York) esta obra siempre se destacó, fue en torno a la cual todos gravitaban", dijo Rotter, quien no dio detalles sobre su dueño.

Según la agencia Bloomberg y el sitio "Artnet", pertenece al multimillonario británico Joe Lewis, propietario del Grupo Tavistock y del club de fútbol inglés Tottenham Hotspur. Su fortuna alcanzaría unos 5,400 millones de dólares, según la revista Forbes.

El propietario actual lo adquirió en 1995 del productor de Hollywood David Geffen, por un precio no revelado.

Un artista prolífico, David Hockney continúa pintando todos los días. "Eso es todo lo que quiero hacer hoy, a mi edad", dijo en una entrevista de 2015 con la cadena británica Channel 4. "Eso es todo lo que me interesa, realmente".

"Cuando pinto, siento que tengo 30 años", dijo. "Es solo cuando paro que siento mi edad".

AFP

La obra exhibida durante la subasta. | Fuente: AFP | Fotógrafo: DON EMMERT
¿Qué opinas?