Rusia
Rusia sigue generando tensiones ante la invasión a Ucrania | Fuente: AFP

Las nuevas autoridades rusas implantadas en la ciudad ucraniana de Mariúpol han decidido ampliar el presente curso escolar durante los próximos meses para someter a los escolares de Ucrania a un nuevo "plan de estudios ruso".

Petro Andriushchenko, asesor de la alcaldía de esta ciudad costera del sur de Ucrania desde hace poco controlada militarmente por Rusia, realizó este jueves esta denuncia en su cuenta de Telegram, en la que asegura que los "enemigos rusos" tratan de "desucranizar" a los niños del país.

"Los ocupantes han anunciado la extensión del año escolar hasta el 1 de septiembre. No hay vacaciones. Su objetivo principal es desucranizar a los escolares y prepararlos para el plan de estudios ruso que tendrán que asumir el próximo año escolar", escribió el asesor municipal.

A lo largo del verano, tendrán que estudiar lengua, literatura e historia rusas y matemáticas en lengua rusa, explicó.

"Los ocupantes planean abrir nueve escuelas. Sin embargo, hasta el momento solo han logrado encontrar a 53 docentes. Lo que implica seis maestros por escuela: esta es una buena ilustración de la educación rusa en Mariúpol bajo la ocupación rusa", se quejó Andriushchenko.

El ejército ruso implanta sus administraciones y sistemas de organización en aquellas regiones ucranianas que va ocupando desde que se inició la invasión de Ucrania, el pasado 24 de febrero, según denuncian las autoridades de Kiev.

Mariúpol, en la costa del mar de Azov, ha sido la última ciudad de importancia conquistada militarmente por los rusos tras un largo asedio que dejó la urbe prácticamente destruida y a su mermada población sumida en una grave crisis humanitaria.

A pesar de haber perdido el control sobre la ciudad, algunos antiguos políticos y funcionarios de Mariúpolis, como Andriushchenko, continúan escribiendo mensajes en sus redes para informar sobre la situación de la urbe.

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCAST

-'Las cosas como son': Aprender a hacer la paz, por Fernando Carvallo

Sepa más: