La primera dama rusa, Svetlana Medvédeva, es la mujer más influyente de ese país, por delante de ministras, gobernadoras y empresarias, según un estudio difundido por el Instituto de Política y Negocios de Rusia.

"Como Michelle Obama, Svetlana Medvédeva utiliza su personalidad e inteligencia para influir en la toma de decisiones políticas", señala el estudio elaborado por un grupo de quince expertos, según informa el diario digital Gazeta.ru.

La esposa del presidente ruso, Dmitri Medvédev, destacó sobre sus rivales en aspectos como carisma, reputación, creatividad o autoridad.

Svetlana Medvédeva, que cumplirá 44 años el próximo 15 de marzo, se casó en 1989 con el actual jefe del Kremlin, con quien tiene un hijo, Iliá, nacido en 1995.

Oriunda de San Petersburgo, al igual que su marido y las principales figuras políticas del país, su elegancia ha sido alabada desde su llegada al Kremlin en mayo de 2008 .

Svetlana no se parece a su antecesora, Ludmila Putina, sino a la última primera dama soviética, Raisa Gorbachova, a la que también le gustaba vestir a la moda y relacionarse con la alta sociedad.

En el caso de la fallecida esposa del padre de la Perestroika, Mijaíl Gorbachov, esas cualidades le granjearon las críticas de sus compatriotas.

En el último viaje al exterior del líder ruso a España, Svetlana le acompañó, ocasión que aprovechó para conocer a los reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía.

En la lista de mujeres más influyentes, la primera dama superó a la poderosa gobernadora de San Petersburgo, Valentina Matviyenko, que mantiene estrechos lazos con el primer ministro, Vladímir Putin.

Otras mujeres destacadas son Ludmila Verbítskaya, rectora de la Universidad de San Petersburgo; Elena Batúrina, la mujer más rica del país y esposa del alcalde de Moscú; Elvira Nabiúllina, ministra de Economía; o Liubov Sliska, vicepresidenta de la Duma.

EFE