La esposa de Lambert, Rachel, cinco de sus hermanos y un sobrino han apoyado las decisiones de la justicia para cesar los cuidados, y denuncian un ensañamiento terapéutico. | Fuente: AFP

La interrupción de los cuidados médicos al francés Vincent Lambert, un paciente en estado vegetativo desde hace más de 10 años, comenzó el lunes por la mañana en el Hospital Universitario de Reims (norte), informaron el abogado de los padres y una fuente familiar.

El caso de Vincent Lambert ha dividido a su propia familia y generado un amplio debate en Francia, incluso con implicaciones políticas pocos días antes de las elecciones europeas.

Lambert sufrió en 2008, cuando tenía 32 años, un accidente automovilístico y los médicos verificaron que los daños cerebrales eran irreversibles, pero su caso ha reavivado el debate sobre el fin de la vida.

Los padres de Lambert se han opuesto vehementemente a poner fin a la vida de su hijo y han recurrido sistemáticamente las decisiones judiciales de cesar los cuidados médicos. El sábado, enviaron una carta al presidente Emmanuel Macron pidiéndole que interviniera para mantener a su hijo en vida.

Los médicos decidieron finalmente suspender esos cuidados a partir de este lunes, tras una última decisión del Consejo de Estado francés. La esposa de Lambert, Rachel, cinco de sus hermanos y un sobrino han apoyado las decisiones de la justicia para cesar los cuidados, y denuncian un ensañamiento terapéutico.

"Es una vergüenza, un escándalo absoluto, ni siquiera pudieron besar a su hijo", reaccionó tras anunciarse este lunes la decisión en declaraciones a la AFP Jean Paillot, abogado de los padres de Vincent Lambert.

(Con información de AFP)


Sepa más:
¿Qué opinas?