Secuestran de representante de Cáritas e ingeniero en Haití

Los secuestradores han pedido 50 mil dólares por cada una de las víctimas, de quienes se presume han sido torturados por los delincuentes.
Foto: EFE
El servicio Jesuíta a Refugiados y Migrantes y la ONG Solidaridad Fronteriza en la provincia dominicana de Dajabón (noroeste) denunciaron el secuestro en Haití de un responsable local de la institución católica Cáritas y de un ingeniero químico.

Según las organizaciones, el plagio se produjo el pasado sábado en Ouanaminthe (Haití), cerca de la frontera dominicana, y los autores del hecho exigen un rescate de 50 mil dólares por cada uno de los secuestrados.

Las entidades expresaron que la vida de Dieudonné Desormes, encargado de Cáritas en la ciudad de Fort Liberté (norte de Haití), y del químico Nene Poisson corre peligro porque los raptores afirman que están decididos a matar a los cautivos si no reciben el dinero que exigen.

"Si dentro del día de hoy, no nos consiguen los 50.000 dólares por cada uno, despídanse de ellos", fue la amenaza emitida por los secuestradores a familiares y amigos de los dos cautivos, según las instituciones denunciantes.

Agegaron que Dieudonné Desormes ha sido torturado, por lo que temen por su estado de salud, mientras que de Poisson no se ha sabido nada desde que fue secuestrado.

Conforme a las organizaciones, los dos secuestrados son personas muy queridas porque ayudan a las personas necesitadas de Haití y tras el sismo ocurrido en Puerto Príncipe el pasado 12 de enero se han entregado totalmente al trabajo humanitario.

La Policía haitiana junto a la Misión de estabilización de la ONU en Haití (MINUSTAH) dijeron que están tras las pistas de los secuestradores, según expresaron las organizaciones.

Una fuente de Solidaridad Fronteriza indicó que instituciones comunitarias del norte de Haití, preocupadas por el breve plazo que dieron los delincuentes haitianos a los familiares de los secuestrados, improvisaron un maratón para reunir el dinero exigido y evitar que los captores consumen su amenaza.

En el norte de Haití y en Puerto Príncipe se organizaron esta noche plegarias para que los secuestradores no ejecuten a las víctimas. EFE