Foto EFE
El movimiento popular hondureño que ha estado exigiendo en las calles la restitución del presidente depuesto, Manuel Zelaya, instó hoy a sus seguidores a no participar en las elecciones y boicotearlas aunque éste sea restituido, ya que consideran que ya sería muy tarde para evitar un supuesto fraude.

"Hemos tomado un acuerdo a nivel nacional (de) no participar en el proceso electoral con restitución o sin restitución del presidente Zelaya. No vamos a elecciones", anunció al finalizar una asamblea Jua Barahona, uno de los coordinadores del Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado.

La decisión del Frente, formado por un conglomerado de organizaciones sociales, sindicales y políticas, se unió a la adoptada también hoy en el mismo sentido por el candidato independiente de izquierda, Carlos H. Reyes, que el lunes acudirá al Tribunal Superior Electoral para formalizar su renuncia.

"¿Por qué no vamos a elecciones? Porque los golpistas han venido manejando la fecha de las elecciones con el interés de que el pueblo vote por ellos, por los candidatos de los partidos tradicionales, entonces ir ahí es caer en la trampa que ellos quieren", explicó Barahona.

"Además, se ha anunciado ya un fraude electoral que se dice es a favor del candidato del Partido Liberal (Elvin Santos, ex vicepresidente de Zelaya y correligionario de éste y del presidente de facto, Roberto Micheletti) y participar allí sería avalar el fraude", añadió.

"No se trata únicamente no ir a votar, se trata de boicotear ese proceso electoral de los golpistas. ¿Cómo hacerlo? Hay que hacer limpieza", explicó el líder popular, que anunció otras formas para concretar el boicot.

Barahona manifestó su esperanza de que el partido de izquierda Unificación Democrática (UD), y los disidentes del Partido de Innovación y Unidad y el gobernante Partido Liberal que en días pasados se comprometieron a seguir la decisión que tomara el Frente de Resistencia, también se retiren del proceso electoral.

Sin embargo, Carlos Ham, candidato de UD, un partido minoritario, aseguró a Acan-Efe que todavía no habían tomado una decisión sobre el asunto y que lo harían en el transcurso de esta semana.

"No queremos tomar una decisión precipitada. El partido de Unificación Democrática es una institución permanente y si no participa pierde su registro como partido. El no ir a las elecciones significa que desaparece la UD", explicó. EFE