Foto: EFE
El cuerpo de Sergio Adrián Hernández Güereca, de 14 años, asesinado el pasado lunes en la mexicana Ciudad Juárez por un agente de la patrulla fronteriza estadounidense, fue sepultado hoy entre gritos de dolor y exigencias de justicia.

El cortejo fúnebre partió de la humilde vivienda de los padres de Sergio Adrián, ubicada en el barrio Plutarco Elías Calles, e hizo una parada en el templo católico La medalla milagrosa.

Los llantos y gritos de los presentes impidieron por momentos que el sacerdote David Guevara oficiara la misa de despedida al adolescente. En el lugar la hermana mayor de Sergio se desmayó y tuvo que ser atendida por familiares.

Los restos fueron llevados al cementerio Jardines del Recuerdo, en el barrio Estrellas del Poniente.

"Levántate, ya vámonos... ándale muévete, despierta", gritaba entre llantos una de sus hermanas mientras abrazaba con fuerza el féretro.

El padre del menor, Jesús Hernández, no podía contener el llanto y entre lágrimas exclamó: "Mira cómo te dejaron esos mendigos (los agentes migratorios), te destrozaron la cara esos desgraciados".

Varios de los asistentes portaron camisetas con leyendas en memoria de "Keko", como le decían sus primos, y entre cantos religiosos despidieron a su amigo.

"Si él cometió un error o un delito, lo hubieran arrestado, pero por qué me lo mataron", gritó la madre, María Guadalupe Güereca.

Al término del sepelio, familiares convocaron a una manifestación para mañana viernes en el "Puente negro", lugar donde fue asesinado Sergio Adrián.

Por otro lado, la fiscalía del estado de Chihuahua, donde está Ciudad Juárez, informó que la Fiscalía general atrajo la investigación del caso, que ha levantado una ola de indignación en varios sectores de México, incluidas las autoridades federales.

Explicó que el expediente contiene "informes periciales que determinan la causa de muerte, localización de elementos balísticos, (...) resultados de marcas y huellas en la escena del crimen, distancia y trayectoria de elemento balístico, posición de la víctima y victimario".

También contiene testimonios y otros elementos "que representan un avance significativo para formular una futura acusación por homicidio doloso", dijo la fuente.

EFE