El Ministerio de Defensa canadiense informó hoy que uno de sus soldados murió en Afganistán cuando el vehículo blindado en el que viajaba resultó afectado por la explosión de una bomba.

Con esta muerte ya son 108 los soldados canadienses fallecidos en Afganistán desde que el Gobierno de Ottawa desplegó sus militares en el país asiático en 2002.

El soldado muerto fue identificado como el zapador Sean Greenfield, de 25 años de edad.

Las autoridades militares canadienses dijeron que el ataque contra el blindado en el que viajaba Greenfield se produjo alrededor de las 10.15 GMT a unos 40 kilómetros al oeste de la ciudad de Kandahar.

Los demás ocupantes del vehículo salieron ilesos del ataque.

Canadá tiene unos 2.500 soldados desplegados en Afganistán, en su inmensa mayoría en la provincia de Kandahar, una de las más conflictivas del país.

Ottawa se ha comprometido a mantener su contingente de combate en Afganistán hasta el año 2011.

Recientemente el ministro de Defensa, Peter McKay, rechazó cualquier posibilidad de extender su misión incluso si el nuevo presidente estadounidense, Barack Obama, lo solicitara.

 

 

EFE