Son más de 210 los muertos por brote de cólera en Haití

Han alertado sobre la escasez de medicamentos para atender a los cientos de afectados, aunque las autoridades oficiales insisten en que hay suficientes productos médicos.

Las autoridades sanitarias de Haití informaron hoy que 210 personas fallecieron y 2.679 están hospitalizadas a causa del cólera desatado esta semana en el país, pero negaron que la enfermedad se haya propagado a la capital como indicaron algunos medios locales.

El director general del ministerio de Salud Pública y de población, Gabriel Timothée, dijo en una rueda de prensa que 194 de las víctimas fallecieron en Artibonite (norte), donde hay además 2.394 personas hospitalizadas.

Mientras que en Mirebalais y Las Cahobas, en el departamento de Plateau Central, en el este, hay 14 muertos y 280 internados.

Entre los fallecidos en Mirebalais hay tres prisioneros, según dijo Timothée, quien precisó que medio centenar de reos de esa localidad también está afectado por la enfermedad, por lo que anunció que se tomarán medidas especiales en la prisión.

Asimismo, el funcionario anunció que en Arcahaie (oeste), a unos 30 kilómetros del Puerto Príncipe, detectaron dos muertes y cinco casos sospechosos de cólera, los cuales están en observación.

El galeno aclaró, sin embargo, que no se ha reportado algún caso de la mortal enfermedad en la capital haitiana ni en la isla de Lago Nave, en la costa oeste del país, como habían informado algunos medios locales.

El director general del ministerio de Salud Pública y de población dijo que no ha habido un aumento "extraordinario" de casos en las últimas horas pero tampoco un descenso.

Argumentó que el ritmo de muertos en los hospitales está disminuyendo aunque aclaró que "es demasiado temprano para establecer una tendencia".

Según testimonios, hay un desbordamiento en los centros hospitalarios del departamento de Artibonite (norte), la zona más afectada por el brote de cólera.

También se informó de una escasez de medicamentos para atender a los cientos de afectados, aunque las autoridades oficiales insisten en que hay suficientes productos médicos.

Ante esta situación, Timothée anunció que para "liberar" un poco los hospitales estudian atender a los afectados en carpas fuera de los centros médicos.

Las carpas se instalarán en Drouin, Marchand Dessalines y Saint Margot, en Artibonite, dijo.

"La situación está bajo control pero estamos en alerta", aseguró.

El brote de cólera desatado en Haití podría estar relacionado con un río contaminado que se encuentra muy cerca de Artibonite, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Unas 150.000 personas viven en las zonas afectadas a lo largo del río, de acuerdo con un comunicado difundido ayer por el organismo. EFE