IRÁN
La reciente captura del petrolero británico "Stena Impero" es la última baza que ha jugado Irán para marcar su territorio y demostrar su fortaleza y capacidad de actuación en el golfo Pérsico ante las presiones de Estados Unidos. | Fuente: AFP

El último viernes, Irán anunció que confiscó el petrolero británico "Stena Impero" en el estrecho de Ormuz por "no respeto del código marítimo internacional", en un nuevo episodio de la escalda de tensiones en la zona. Reino Unido aseguró en cambio que Irán había incautado dos barcos en el Golfo. El ministro de Relaciones Exteriores británico, Jeremy Hunt, dijo estar "profundamente preocupado" por estos incidentes, que calificó de "inaceptables".

Se trata de un barco británico y de otro "con bandera liberiana", precisó Hunt. Irán por su parte solo habló de un buque. El propietario británico de este segundo petrolero, el "Mesdar", con bandera liberiana, anunció que el buque había sido liberado, después de haber sido abordado temporalmente por personal armado.

La agencia iraní Tasnim News difundió este sábado las imágenes del incidente que fueron registradas por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria de Irán (CGRI). En el video se observa como el petrolero británico es interceptado por helicópteros y patrulleras iraníes.

El barco fue conducido "a la costa después de su captura y entregado a la Autoridad para el procedimiento legal y la investigación", agregaron los Guardianes en un breve comunicado. El anuncio de la incautación del "Stena Impero" se produjo pocas horas después de que el Tribunal Supremo de Gibraltar decidiera prorrogar la detención del petrolero iraní "Grace 1" durante 30 días. 

Estados Unidos denunció una "escalada de violencia" en este estrecho, por el que transita un tercio del petróleo mundial enviado por vía marítima, y Arabia Saudita anunció que, por primera vez desde 2003, las fuerzas estadounidenses tomarán posiciones en su territorio.

"El rey Salmán [...] aprobó alojar fuerzas estadounidenses con el fin de aumentar el nivel mutuo de cooperación para preservar la seguridad de la región y su estabilidad, y garantizar la paz", indicó un portavoz del ministerio de Defensa saudita, citado por la agencia estatal SPA.

Esto "tendrá un efecto disuasorio suplementario y reforzará nuestra capacidad para defender a nuestras tropas y nuestros intereses en la región frente a amenazas emergentes y creíbles", explicó en un comunicado el Mando Central de los Estados Unidos, que indicó también que hay "patrullas" vigilando desde el espacio aéreo la situación en el estrecho de Ormuz.

(Con información de AFP)