Foto: EFE
El fabricante japonés Toyota Motor ofrecerá la reparación de cerca de 4 millones de vehículos en Estados Unidos en los que se advirtió que la alfombrilla del conductor interfiere con los pedales y acelera los vehículos, informó hoy la agencia Kyodo.

Las reparaciones, que se realizarán a los vehículos de aquellos propietarios que lo deseen, supondrán a Toyota varios millones de euros, pero no afectarán a su balance ya que existe un fondo para contingencias de unos 3.700 millones de euros, según fuentes de la compañía citadas por Kyodo.

El pasado septiembre, la Administración Nacional de Seguridad en la Carretera de Estados Unidos, advirtió de la peligrosidad del problema, que afecta a varios modelos de la marca Toyota, entre ellos el popular híbrido Prius.

La agencia recomendó a los propietarios de los vehículos afectados que retiren las alfombrillas que interfieren con los pedales e insistió en que se estaban recibiendo constantes informes de casos de aceleración involuntaria en los coches.

A principios de este mes, el diario Los Angeles Times señalaba que más de mil propietarios habían denunciado desde 2001 la aceleración repentina de sus coches y que 19 personas podrían haber muerto en distintos accidentes por esta causa.

Los modelos afectados son el Camry, Avalon, Prius, Tacoma, Tundra, ES 350, IS 250 e IS350.

-EFE-