Adrián Solano enfrentándose por primera vez a la nieve. | Fuente: AFP

Las imágenes de un esquiador venezolano haciendo malabarismos sobre la nieve, en el campeonato mundial de esquí de Lahti (Finlandia) han dado la vuelta al mundo. Sus torpes movimientos han provocado mofas en las redes sociales y en su país ha sido catalogado por los medios como "el peor esquiador de todos los tiempos". El deportista se llama Adrian Solano, tiene 22 años y antes de llegar a Europa nunca había visto la nieve. 

Sin embargo, también hay quienes aplaudieron la obstinación de este esquiador, que entre trompicones trató de avanzar todo lo que pudo sobre la pista. También hay otros que se han solidarizado con la odisea que tuvo que pasar para llegar a la competencia. Su caso, incluso, ha provocado una protesta diplomática de su país.

En competencia. El último miércoles, el sudamericano intentó con pocas esperanzas clasificarse para la final de la disciplina de 10 kilómetros frente a lo mejores, pero con un coraje y una obstinación que se ganó la admiración de los espectadores. A falta de cinco kilómetros para pisar la línea de meta, Solano rompió los bastones tras agarrarse con fuerza. En este momento, empezó a hacer equilibrios antes de retirarse.

Al día siguiente, el venezolano volvió a ponerse los esquíes para la prueba clasificatoria de sprint (1,6 kilómetros). Llegó el último de 156 participantes, a 10 minutos del primero, el joven prodigio ruso Serguei Ustiugov, quien logró una marca de 3 minutos, 11 segundos y 72 centésimas.

Retenido. La aventura del deportista comenzó a finales de enero cuando fue retenido en el aeropuerto de Roissy, en París, proveniente de Caracas, sospechoso por las autoridades francesas de inmigración ilegal.

"Cuando llegué a París, el 19 de enero, expliqué que iba a Suecia a entrenar. No creían que yo practicara esquí en Venezuela. Les dije que lo hacemos sobre ruedas. Yo solo tenía 28 euros y los policías me acusaron de que iba a emigrar porque la estaba pasando mal en mi país", relató el deportista de 22 años a la agencia AFP: 

Caracas protesta.  Enviado varios días a un hotel parisino hasta que se presentó ante un juez para "demostrarle que iba a la competición", Solano pidió ayuda al consulado de Venezuela en París, donde le ayudaron para regresar. El venezolano pudo al fin desplazarse hasta el país nórdico para competir gracias a generosas donaciones. "En la vida no puedes tenerlo todo, los franceses no tienen la culpa, pero al equipo de policías que no creyó en mi historia digo: 'Adrián Solana llegó a Finlandia y compitió", dijo.

Pese a que la odisea acabó bien para el fondista, las autoridades venezolanas mostraron su malestar por el trato hacia uno de sus ciudadanos, calificándola de medida "inadmisible". "Siguiendo instrucciones" del presidente Nicolás Maduro "presentaremos (una) fuerte protesta al gobierno francés por afrenta contra deportista venezolano", escribió Delcy Rodríguez en Twitter, ministra de Relaciones Exteriores del país sudamericano, en la medianoche del miércoles. (AFP, EFE)

Adrián Solano en un momento de su torpe performance. | Fuente: AFP
"Es la primera vez que vi la nieve y fue superemocionante", dijo Adrián Solano tras competir en Finlandia. | Fuente: AFP
Sepa más: