Un total de once soldados murieron hoy en Yemen y otros veinte resultaron heridos en tres distintos ataques, dos de ellos lanzados por presuntos miembros de la red terrorista Al Qaeda, según informaron fuentes oficiales.

El jefe policial de la provincia central de Marib, Mohamed Mansur, dijo a Efe que los supuestos terroristas emboscaron un convoy de un brigada de infantería encargada de custodiar campos petrolíferos de la comarca.

La fuente agregó que el grupo atacante, "en un acto cobarde criminal", acribilló a balazos a los siete integrantes del convoy militar, que perecieron en esta emboscada.

Por otra parte, cuatro hombres armados que también se sospecha que pertenecen a Al Qaeda atacaron a varios soldados que vigilaban una oficina de correos de la provincia de Abyan y causaron la muerte de uno de ellos y heridas a otro, informaron fuentes policiales.

Al Qaeda ha fijado en Yemen su base de operaciones para la península Arábiga y cuenta con campos de entrenamiento en este país.

Finalmente, tres militares murieron y otros diecinueve resultaron heridos al ser emboscada una patrulla de la Guardia Republicana por miembros de una tribu en una carretera que utilizan camiones de transporte de gas en la provincia de Marib.

La tribu ya había amenazado previamente con atacar los transportes que utilizan esa carretera, que conecta los yacimientos de gas de Marib con la capital, Saná. EFE