Argentina
Según el comunicado, el principal acusado por la desaparición de Natalia era Osvaldo Cerri, quien falleció el 13 de abril de 2019. | Fuente: Unsplash / imagen referencial

La Justicia de Argentina ordenó, mediante un inédito fallo, reparar económicamente a los familiares de una joven, víctima del delito de trata de personas y que permanece desaparecida, informaron este martes fuentes oficiales.

La decisión fue adoptada por un juzgado federal de la central provincia de Santa Fe, que dispuso este martes que se repare económicamente al padre y a la hermana de Natalia Acosta, víctima de trata de personas que desapareció el 29 de mayo de 2009, cuando tenía 23 años, en la ciudad de Santa Fe.

"Es la primera vez que la Justicia reconoce el derecho a reparación de dos víctimas indirectas en un caso de trata de personas", destacó la Defensoría General de la Nación (DGN) en un comunicado.

La reparación económica deberá ser afrontada por el recientemente creado Fondo de Asistencia Directa a Víctimas de Trata y la familia indicó que utilizará el dinero -cuya cuantía no fue informada- para continuar con la búsqueda de Natalia Acosta.

Argentina: situación del caso

Los familiares de Acosta fueron representados, durante la última etapa del proceso, por la titular del Programa de Asesoramiento y Promoción de Derechos de las Víctimas del Delito de Trata de Personas de la DGN, Marcela Virginia Rodríguez, y por los defensores coadyuvantes Vanesa Ferrara y Mariano Rosatti.

Si bien en un primer momento los querellantes eran los padres de Natalia, ante el fallecimiento de la madre, sus representantes (Rodríguez y Rosatti) solicitaron al tribunal que también se tuviera como víctima indirecta de la investigación a Carmela Acosta, hermana de Natalia, por los daños sufridos producto de la desaparición de su hermana.

Ariel y Carmela Acosta, el padre y la hermana de Natalia, por intermedio de la DGN, habían solicitado en marzo pasado a la Justicia que fijara una reparación, un derecho que la legislación argentina e internacional reconoce a las víctimas de trata.

"Dado que la víctima directa se encuentra desaparecida y no puede reclamar personalmente sus derechos, el juzgado dispuso que el ejercicio de los mismos recaiga en sus familiares, víctimas indirectas", explicó la DGN.

Según el comunicado, el principal acusado por la desaparición de Natalia era Osvaldo Cerri, quien falleció el 13 de abril de 2019.

Su procesamiento había sido confirmado por considerar que fue quien captó a Natalia Acosta para introducirla en una red de trata.

La Justicia estableció que la causa podría reabrirse en el caso de que aparezcan nuevos elementos que lo permitan y ordenó continuar con la búsqueda de Acosta.

(EFE)