Cristina Fernández y su hijo son acusado de pagar coimas

El fiscal Carlos Rívolo decidió ampliar la acusación contra la ex presidenta y su hijo. Es por los los alquileres a Lázaro Báez y Cristóbal López.

Cristina Fernández
La expresidenta argentina afronta una nueva acusación. | Fuente: Casa Rosada

El fiscal federal argentino Carlos Rívolo pidió hoy investigar por presunto cohecho a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) en la causa que investiga la sociedad Los Sauces, participada por la exmandataria, confirmaron a Efe fuentes jurídicas.

El caso. La investigación, surgida a partir de una denuncia presentada por la diputada opositora argentina Margarita Stolbizer en abril, apunta a determinar si los inmuebles que poseía la empresa fueron utilizados para supuestos negocios irregulares con empresarios ligados a la obra pública.

Detalles. Es así que Rívolo ya había acusado anteriormente a la expresidenta y a su hijo Máximo Kirchner por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito y falsificación de documentos públicos. Stolbizer amplió el pasado 9 de mayo la denuncia y solicitó que se incluyera además una investigación por supuesto cohecho.

Insiste. Por ello, el fiscal ahora amplió su requerimiento fiscal para incluir ese presunto delito con base en la denuncia y presentó su dictamen al juez federal en cargado del caso, Claudio Bonadio.

Los involucrados. Además, según las fuentes, el fiscal incluyó en la acusación a los empresarios Lázaro Báez, principal adjudicatario en la provincia de Santa Cruz, bastión kirchnerista, y que está detenido en el marco de una causa por supuesto lavado de dinero, y a Cristóbal López, investigado por presunto fraude al Fisco argentino y mencionados por Stolbizer en sus denuncias.