El caso Nahir Galarza: la joven que asesinó a su pareja, conmociona a Argentina

La joven asesinó a Fernando Pastorizzo, dos días antes de que acabe el 2017. El asesinato ha originado el movimiento 'Ni uno menos'.
Nahir Galarza podría recibir la pena máxima de 35 años de prisión si se comprueba que Fernando era su pareja. | Fuente: Clarín

En años, Argentina no había visto un caso similar. El pasado 29 de diciembre de 2017, Nahir Galarza (19), una joven estudiante de Derecho, asesinó de dos balazos a su enamorado Fernando Pastorizzo (20) en la ciudad de Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos, al norte de Buenos Aires. El caso pudo pasar desapercibido, pero a más de 10 días de ocurrido, el caso sigue latente en el país y se ha convertido en el emblema del movimiento 'Ni uno menos'.

Son varios los factores que hacen a este caso uno de los más polémicos de Argentina. Primero, el mensaje que dejó la asesina en su Instagram minutos después de cometer el crimen: 'Te amo para siempre mi ángel'; segundo, la sorpresa que causó saber que tras el rostro de una bella joven se oculte una persona sin remordimientos; tercero, la agresividad y el mal trato que tenía la joven contra su enamorado; cuarto, la chica confesó que usó el arma de su padre, un policía; y quinto, que posiblemente haya realizado el asesinato acompañada.

Historia de una complicada relación 

El pasado martes el Tribunal de Juicios y Apelaciones dictó 60 días de prisión preventiva mientras se resuelva su caso. La joven permanece en la Cárcel del Menor y de la Mujer en Gualeguaychú. Los celulares de Fernando y de Nahir fueron fundamentales para conocer cómo era la relación entre ellos. El noticiero Telefé Noticias reveló una conversación de Pastorizzo y un amigo, a través de este, se conoció que él le tenía miedo al padre su enamorada.

“Fue la hija de mil p… de Nahir y otra más por no querer estar con ella. Filmé que me estaban cagando a palos”, dice Fernando a su amigo. En seguida, describe cómo es que las dos chicas le dieron una paliza. “Me llamó hasta la puerta para hablar y yo como un pelotudo fui. Me agarraron de los pelos, me empezó a dar la cabeza contra la pared y ahí casi me desmayo. Se me empezó a poner todo negro la vista y el pómulo semejante piña me metieron, tengo hinchado y los brazos y la panza todo como golpeado. Y lo peor que se metieron con mi familia a decir de todo mal, cosas horribles y ahí me largué a llorar y no me dejaba ir por el video. Lo borré y tampoco me dejaba porque decía que iba a hablar. Le juré que no”.

Ni uno menos

A través de Twitter, Fernando Pastorizzo escribía que quería terminar la relación de hace más de 5 años con Nahir Galarza, cuando lo hizo, a inicios de diciembre del año pasado, dejó los siguientes tuits: “Hay personas enfermas, eh”, “Que alivio sacarse algo tan pesado de encima”, “Qué enferma esta mina, por Dios”, y su último mensaje, “hay que estar mal de la cabeza, si no se entiende”. Este caso abrió las heridas de una realidad aún oculta en la sociedad argentina: cerca de 60 asesinatos de mujeres a hombres ocurrieron en el país durante el 2017, según la Fundación Libre. La muerte de Fernando ha motivado el surgimiento del movimiento “Ni uno menos”, en referencia a la violencia de género, pero en este caso a la inversa.

Este miércoles, el Instagram de Nahir Galarza se volvió a activar solo ese día. Sin embargo, hubo cambios significativos: se encontraron dos fotos menos y dejó de seguir a tres personas. Sebastián Arrechea, abogado que representa al padre de la víctima, dijo al diario Clarín que él confirmó que se borraron dos fotos donde estaban juntos Fernando y Nahir. "Es un acto entorpecedor de la investigación", indicó.

Si se demuestra que existía un vínculo amoroso y que además se actuó con alevosía, Nahir Galarza podría ser condenada a cadena perpetua. Es decir, a 35 años de cárcel. | Fuente: Clarín