La justicia de Bangladesh concluyó que los condenados rociaron con gasolina a la joven y la quemaron viva. | Fuente: AFP

La justicia de Bangladesh condenó a muerte a 16 personas por el asesinato de una joven de 19 años, quemada viva tras haber denunciado al responsable de su escuela coránica por acoso sexual.

La muerte de Nusrat Jahan Rafi el pasado abril había conmocionado al país y provocado importantes manifestaciones. Los 16 acusados, entre ellos el profesor de la chica, estaban siendo juzgados desde junio por un tribunal en Feni, al sureste del país.

"Este veredicto prueba que ningún asesinato queda impune en Bangladesh", declaró el fiscal Hafez Ahmed.

Según las autoridades, la joven fue conducida al tejado de la escuela coránica en la que estudiaba. Los agresores le dijeron que retirara la denuncia que había presentado contra el responsable del centro por acoso sexual, pero ella se negó.

Los hombres la rociaron con gasolina y la quemaron viva. Cinco días más tarde murió debido a la gravedad de sus heridas y su caso sacudió a este país de 160 millones de habitantes.

Todos los acusados se declararon inocentes. Ocho de ellos dijeron que se les había obligado a firmar confesiones del crimen y denunciaron torturas.

Los defensores de derechos humanos han seguido este caso muy de cerca, en un momento en que aumentan las violaciones y los casos de acoso sexual en Bangladesh. El grupo de defensa de las mujeres Bangladesh Mahila Parishad, estima que solamente un 3% de los casos de violación merecen condenas penales en el país. (AFP)


¿Qué opinas?