El régimen norcoreano condenó el informe y lo calificó de "grave provocación política". | Fuente: AFP

Pyongyang estimó el martes que las oportunidades de negociación con Estados Unidos "disminuyen", después de que el Departamento de Estado estadounidense acusara a Corea del Norte de apoyar el terrorismo.

El viernes, el informe anual del Departamento de Estado clasificó por segundo año consecutivo a Corea del Norte entre los Estados que apoyan el terrorismo y lo señaló por su "implicación en asesinatos en territorio extranjero".

El ministro de Relaciones Exteriores norcoreano condenó este documento y lo calificó de "grave provocación política", informó el martes la agencia oficial norcoreana KCNA. Un portavoz estimó que Estados Unidos es "hogar y dirigente de terrorismo".

"El canal del diálogo entre la RPDC [República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte] y Estados Unidos se reduce cada vez más debido a la actitud y a la postura de Estados Unidos", añadió.

Estadounidenses y norcoreanos se reunieron a principios de octubre en Suecia. Pyongyang había abandonado la mesa de negociaciones al sentirse decepcionado por una falta de soluciones "nuevas y creativas" por parte de Washington.

Las negociaciones estaban en punto muerto desde el fracaso de la cumbre de Hanói en febrero entre el presidente Donald Trump y el dirigente norcoreano Kim Jong Un.

Ambos dirigentes no lograron entenderse sobre el desmantelamiento de los programas nucleares norcoreanos, a cambio de un levantamiento de las sanciones económicas.

Desde entonces, Pyongyang, que pide a Washington que cambie su planteamiento de aquí a finales de año, realizó varios disparos de misiles balísticos de corto alcance. (AFP)


¿Qué opinas?