Tras la violación y asesinato de la primera joven a principios de diciembre, decenas de mujeres salieron a pedir justicia a las calles. | Fuente: Flickr

Una joven india de 23 años fue víctima de un abuso sexual por parte de varios hombres. Cuando iba de camino a testificar en el estado de Uttar Pradesh, dos sujetos le prendieron fuego. Tras pasar dolorosas horas en el hospital, falleció el pasado 6 de diciembre. Tenía el 90% del cuerpo quemado. La Policía encontró a sus agresores y les disparó originando su muerte.

A pocos días de este crimen, otro caso de violencia contra la mujer ha despertado la indignación del país asiático. Esta vez ha sido una joven india de 18 años quien fue violada en su propia casa, ubicada en el mismo estado. Luego de abusar sexualmente de ella, cuando esta se encontraba sola en su casa, el hombre la roció en kerosene y le prendió fuego. Ahora también tiene el 90% de su cuerpo quemado.

El principal sospechoso para la Policía es el tío, un hombre de 22 años. “En su declaración, la niña dijo que cuando se encontraba sola en casa, este último sábado, su tío entro y la violó”, informó la Policía al diario Times of India.

La víctima y su tío habían estado involucrados sentimentalmente, pero los miembros de la familia de ambos habrían acordado que no mantengan ningún tipo de relación hasta que estuvieran casados. Debido a la gravedad de su estado, la mujer ha sido trasladada a un hospital en Kanpur.

De acuerdo con The Independent, más de 32 500 casos de violaciones fueron registrados en la India desde el 2017 al 2018, sin embargo, la mayoría de incidentes no se denuncian.

¿Qué opinas?